Comunidad


 
LA REVISTA

Buscar Notas:

| Categora: Editorial

 

(06-03-2008) Por Devora Dorensztein - Directora de Red Alimentaria SRL

 

Hace exactamente 10 años, cuando todavía existían muchas dudas en los sectores agroalimentarios sobre los supuestos beneficios que traería la trazabilidad, Red Alimentaria titulaba en una de sus primeras revistas sacaba “La trazabilidad se impone”. Es grato saber que aquella sentencia no sólo fue acertada, sino también que señalaba un camino a recorrer, que postulaba indiscutibles mejoras para todos los actores de la cadena de valor, consumidores incluidos. La tarea no era fácil: había que desarrollar la trazabilidad en cada país, de cada continente, y luego en el mundo entero. Y todo, tratando de coordinar a los diversos sectores involucrados. Pero lo cierto es que el camino fue un éxito, y eso se debe al esfuerzo colectivo, y a un objetivo común: un consumidor satisfecho. Es así que lo que había comenzado como una respuesta a las crisis sanitarias, terminó por convertirse en una excelente oportunidad para todos. Sin embargo, en esto hay que ser claros: si bien la trazabilidad ha traído profundos beneficios (como el aseguramiento de la calidad, inocuidad, respuesta inmediata a los problemas detectados) y el consumidor ha ganado nuevamente la confianza en los productos que adquiere, no debe tirarse por la borda el trabajo que tantos años costó desarrollar: la trazabilidad debe ser efectivamente realizada y certificada. Ser consciente de ello, no sólo es cuidar la salud de quienes se alimentan, sino también es proteger la salud de la industria. En ese sentido, no cabe duda que el escenario que se presenta para Latinoamérica es favorable. Ya ha logrado posicionarse como el principal abastecedor de alimentos del mundo, sobre todo en lo que se refiere a carnes y granos, y también ha logrado estar a la altura de las demandas internacionales de calidad y seguridad alimentaria, eso sin mencionar que es la región en donde los alimentos se producen de un modo totalmente natural. Frente a este promisorio panorama y pensando en el largo plazo, creemos que ha llegado la hora de asumir un nuevo desafío: el de clarificar y dimensionar las tendencias de los principales mercados, profundizando el conocimiento del potencial y las limitaciones propias, limando asperezas sectoriales y trabajando en conjunto para afianzar el presente y asegurar el futuro. Es el deseo de Red Alimentaria cooperar en la realización del objetivo propuesto, comprometiendo nuestro apoyo incondicional y sincero como siempre.

Otras Notas

- UNA OPORTUNIDAD PARA CRECER ( Editorial | Devora Dorensztein )

- EDITORIAL ( Editorial )

- SABER HACER DE LA CRISIS UNA OPORTUNIDAD ( Editorial )

- AGRADECIMIENTO ESPECIAL ( Novedades )

- LA TRAZABILIDAD LLEGO PARA QUEDARSE ( Editorial )

- A GRANDES MALES, GRANDES REMEDIOS ( Opinión )

- CRISIS SANITARIAS Y TRAZABILIDAD ( Trazabilidad )

- DATOS ECOGRAFICOS: IMPORTANTE HERRAMIENTA DE SELECCION GENETICA ( Calidad )

- UNA HERRAMIENTA DE GESITION SANITARIA ( SENASA )

- IDENTIFICACION ANIMAL: REGISTRO GENEALOGICO PARA IDENTIFICAR LA CALIDAD ( Investigación )

 
Mi Cuenta
E-Mail

E-Mail:

Contraseña:


Seguinos en


 

home | newsletter | recomendar | contacto

Copyright © Red Empresaria SA

Diseño Web por: Diseño Web